La obra de Alberto Peral se caracteriza por la utilización de formas sencillas a las que carga de un sugerente potencial simbólico. Por medio del color o de la geometría pretende expresar planteamientos conceptuales de una gran complejidad pero partiendo siempre de ideas muy sutiles que aspiran a un ideal de belleza absoluto. Trabaja tanto el soporte videográfico como el fotográfico o el dibujo, pero quizá sean sus producciones en el género escultórico la parte de su trabajo más conocida. En este último caso hay que destacar la enorme importancia que da a los materiales con una sensibilidad táctil extraordinaria, tal y como podemos comprobar en la exposición que ha ideado para la Galería Helga de Alvear.

Time

Alberto Peral, Time, 2006. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Rafa Suárez

Time

Alberto Peral, Time, 2006. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Rafa Suárez

Time

Alberto Peral, Time, 2006. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Rafa Suárez

Time

Alberto Peral, Time, 2006. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Rafa Suárez

Time

Alberto Peral, Time, 2006. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Rafa Suárez

Time

Alberto Peral, Time, 2006. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Rafa Suárez

Time

Alberto Peral, Time, 2006. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Rafa Suárez

Time

Alberto Peral, Time, 2006. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Rafa Suárez

Time

Alberto Peral, Time, 2006. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Rafa Suárez

Time

Alberto Peral, Time, 2006. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Rafa Suárez

Time

Alberto Peral, Time, 2006. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Rafa Suárez