En 1996, Ángela de la Cruz comienza a romper los cuadros. Literalmente. El lienzo, junto con el bastidor y a veces el marco incluido, se arruga, se deforma, se pliega y, finalmente, se quiebra y rompe. De la Cruz somete sus pinturas a un proceso deliberadamente físico y voluntariamente transformador con la decidida finalidad de prolongar los límites del lienzo hasta acercarlos a la escultura. Su intención no es sólo la de abandonar la superficie plana a favor del objeto tridimensional, sino la de mostrar el paso de la obra por ese proceso físico. Ahora presenta su último trabajo en la primera exposición individual en la Galería Helga de Alvear.

Hung #15 (Cream/Brown) (detalle)

Ángela de la Cruz, Hung #15 (Cream/Brown) (detalle), 2010. Óleo sobre tela. Cortesía de la Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Transfer

Ángela de la Cruz, Transfer, 2011. Vista de la instalación. Cortesía de la Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Transfer

Ángela de la Cruz, Transfer, 2011. Vista de la instalación. Cortesía de la Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Transfer

Ángela de la Cruz, Transfer, 2011. Vista de la instalación. Cortesía de la Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Transfer

Ángela de la Cruz, Transfer, 2011. Vista de la instalación. Cortesía de la Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Transfer

Ángela de la Cruz, Transfer, 2011. Vista de la instalación. Cortesía de la Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Transfer

Ángela de la Cruz, Transfer, 2011. Vista de la instalación. Cortesía de la Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Transfer

Ángela de la Cruz, Transfer, 2011. Vista de la instalación. Cortesía de la Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Transfer

Ángela de la Cruz, Transfer, 2011. Vista de la instalación. Cortesía de la Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Transfer

Ángela de la Cruz, Transfer, 2011. Vista de la instalación. Cortesía de la Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Transfer

Ángela de la Cruz, Transfer, 2011. Vista de la instalación. Cortesía de la Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés