En sus nuevos trabajos, Frank Thiel continúa explorando la arquitectura como reflejo y, a la vez, resultado del paso del tiempo y de la memoria. El punto de partida son las cortinas que han quedado abandonadas en los antiguos edificios oficiales del Berlín Este, colgando durante más de 15 años. Por una parte, son los restos de la presencia de los que habitaron el lugar y por otra, un registro del paso del tiempo. Los estampados, reconocibles como propios de las décadas 60 y 70 de la industria textil de la Alemania Oriental, se convierten en testigos de otra época.

 

Sin título (C23)

Frank Thiel, Sin título (C23), 2009. C-print. 230 x 177 cm

Sin título

Frank Thiel, Sin título, 2009. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Sin título

Frank Thiel, Sin título, 2009. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Sin título

Frank Thiel, Sin título, 2009. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Sin título

Frank Thiel, Sin título, 2009. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Sin título

Frank Thiel, Sin título, 2009. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Sin título

Frank Thiel, Sin título, 2009. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Sin título

Frank Thiel, Sin título, 2009. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Sin título

Frank Thiel, Sin título, 2009. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Sin título

Frank Thiel, Sin título, 2009. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Sin título

Frank Thiel, Sin título, 2009. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés