Extraordinary Rendition es el término acuñado por la administración Bush para definir el cuerpo de nuevas medidas legales que buscan desmontar el actual sistema de Derechos Humanos y desproteger de ellos al ciudadano. La excusa para estas medidas se originó en la guerra sucia en América Latina durante la decada de los 80 pero es partir de los atentados del 11-S cuando toma fuerza y visibilidad amparándose en la llamada «guerra contra el terror». Son fundamentalmente medidas menores que, poco a poco, llevan a permitir o «legalizar» bajo fórmulas eufemísticas las detenciones ilegales o la tortura. En este proyecto se reúnen una serie de trabajos específicos de James Casebere, Elmgreen & Dragset, Alicia Framis y Santiago Sierra que reflexionan sobre este asunto.

James Casebere, Flooded Cell # 2

James Casebere, Flooded Cell # 2, 2008. C-print. 183 x 230 cm

Extraordinary Redemption

James Casebere, Elmgreen&Dragset, Alicia Framis, Santiago Sierra, Extraordinary Redemption, 2008. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Extraordinary Redemption

James Casebere, Elmgreen&Dragset, Alicia Framis, Santiago Sierra, Extraordinary Redemption, 2008. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Extraordinary Redemption

James Casebere, Elmgreen&Dragset, Alicia Framis, Santiago Sierra, Extraordinary Redemption, 2008. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Extraordinary Redemption

James Casebere, Elmgreen&Dragset, Alicia Framis, Santiago Sierra, Extraordinary Redemption, 2008. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Extraordinary Redemption

James Casebere, Elmgreen&Dragset, Alicia Framis, Santiago Sierra, Extraordinary Redemption, 2008. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Extraordinary Redemption

James Casebere, Elmgreen&Dragset, Alicia Framis, Santiago Sierra, Extraordinary Redemption, 2008. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Extraordinary Redemption

James Casebere, Elmgreen&Dragset, Alicia Framis, Santiago Sierra, Extraordinary Redemption, 2008. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Extraordinary Redemption

James Casebere, Elmgreen&Dragset, Alicia Framis, Santiago Sierra, Extraordinary Redemption, 2008. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Extraordinary Redemption

James Casebere, Elmgreen&Dragset, Alicia Framis, Santiago Sierra, Extraordinary Redemption, 2008. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés

Extraordinary Redemption

James Casebere, Elmgreen&Dragset, Alicia Framis, Santiago Sierra, Extraordinary Redemption, 2008. Vista de la instalación. Cortesía del Artista y Galería Helga de Alvear, Madrid. Foto: Joaquín Cortés