Julian Rosefeldt es reconocido por sus opulentas y meticulosamente coreografiadas obras, mayoritariamente presentadas como complejas instalaciones multi-pantalla. Inspirado tanto por la historia del cine como la del arte y de la cultura popular, Rosefeldt usa expresiones cinematográficas familiares para transportar a los espectadores hacia lo surrealista, reinos teatrales donde los rituales del día a día absorben a sus habitantes, empleando humor y sátira para seducir al público con palabras cuotidianas convertidas en extrañas. Su trabajo se expone internacionalmente en museos y festivales de cine: su obra Manifesto (2015) se ha presentado en el Park Avenue Armory Hall, Nueva York (2016-17), el Hamburger Banhof – Museum für Gegenwart, Berlín (2016) y el ACMI – Australian Centre for Moving Image, Melbourne (2015) entre otros. Entre sus exposiciones colectivas: Moving Time: Video Art at 50: 1965-2015 en el CAFA Art Museum de Pekín, Wolfsburg Unlimited en el Kunstmuseum de Wolfsburgo, Zeitgeist: The Art of New Berlin en el CCBB en Río de Janeiro (2016) y Conflict, Time, Photography en la Tate Modern de Londres (2014). Su obra está presente en múltiples colecciones internacionales.