Tras estudiar BBAA en Sevilla y Barcelona completa sus estudios en la Universidad de Columbia, Nueva York, donde se traslada en 1986. Esta ciudad marca su desarrollo creativo y profesional como pintor. Tras un período de investigación en el que se enfrenta a la pintura en términos de hechos irreductibles, el color y la luz se convierten en la principal preocupación de su trabajo.

En los primeros años 90 comienza a realizar estudios fotográficos al microscopio de fragmentos de sus propias pinturas. La intensidad, concreción y verdad física reveladas a través de esas fotografías ponían al descubierto el contraste pero también la estrecha relación entre la naturaleza transcendente de la pintura y los simples materiales que la constituyen. Ello le lleva a desarrollar técnicas para construir el color a partir de ideas cromáticas susceptibles de ser destejidas y luego reconstituidas en clave ilusionista.

La percepción de ese color material, mediatizado por el tránsito de la luz en el interior de finas capas traslúcidas, se presenta en sus obras como una experiencia única perteneciente al medio pintura. Esta convergencia entre capas de color modela la luz para permitir que la mirada pueda profundizar hasta la tela del soporte. En ausencia de puntos precisos de enfoque y sustituyendo el dibujo y la forma por la irradiación del color, sus pinturas despliegan ricas superficies que se exhiben envueltas en esa apariencia de entrega sin reservas propia de la transparencia pero que en realidad ocultan el gesto, el proceso y, significativamente, la localización del color.

Sus pinturas, de gran luminosidad y complejidad cromática, mantienen el desafío de unir las certezas de la materialidad con la a menudo poco fiable naturaleza de la percepción, y aspiran a alcanzar una síntesis entre imagen, materialidad y significado.

Prudencio Irazabal ha expuesto en Nueva York desde comienzos de los 90. Expone regularmente en Alemania, Italia y España. Sus obras están representadas en las Colecciones del Museo Guggenheim, Bilbao, Fundación Helga de Alvear, Cáceres, Museo Patio Herreriano, Valladolid, Museo Artium, Vitoria, Fundación Akzo Nobel, Amsterdam, Colección H+F, Rotterdam.
S/T #31A, 2016. Acrílico sobre lienzo 172 x 150 cm [Ref#41614 ]Pantocrator. #11S, 2016. Acrílico sobre lienzo 236 x 185 cm [Ref #41609]Untitled #72NUntitled #33NUntitled #21KUntitled #23WUntitled #14S

Web del artista